13.3.13

…Y la psicomotricidad gruesa ¿Qué es?

Es la habilidad que implica controlar movimientos generales del cuerpo. Son hitos que los niños van alcanzando y perfeccionando conforme va madurando su sistema neurológico. Pasando de movimientos torpes a coordinados. Es muy importante ya que está relacionada con todos los sentidos (audición, visión,…). Por tanto una extrema lentitud o retraso nos puede estar indicando que alguna cosa no va bien en el desarrollo y tal vez el niño necesite ser valorado y estimulado por algún especialista. 

http://www.chatelaine.com/health/are-your-kids-getting-enough-exercise/

Desde bebés se les puede ir estimulando. Yo recomiendo dejarles en el suelo, encima de una alfombrita para que ellos puedan ir experimentando libremente, sin estar todo el rato en brazos o en la cuna. 
  • Con 4 meses aproximadamente los bebés van controlando la cabeza, es de los primeros pasitos que indican que la psicomotricidad gruesa se empieza a desarrollar. 
  • Poco a poco se mantendrá sentado con apoyo hasta llegar a los 6 meses que conseguirá hacerlo ¡sin apoyo! 

A partir de aquí nuestros peques no pararán de probar… 
  • Se sorprenderán a ellos mismos rodando sobre su propio cuerpo con 6-8 meses y empezarán a sentarse de cuatro patas… ¡para probar la aventura de gatear! 
  • Algunos directamente se intentan levantar y con 7 meses hacen intentos de dar pasitos cogiéndose del sofá. 
  • Hacia los 10-12 meses se soltarán e ir con pequeños y torpes pasitos del sofá a la mesa de delante será todo un reto ;) 

Cuando descubran después de infinitos coscorrones y caídas de culo lo maravilloso que es andar ¡no pararán de hacerlo! Y nosotros, los papás ¡no pararemos de ir detrás corriendo e intentando evitar daños! ;) Pero para que pierdan el miedo y cojan seguridad hay que correr el riesgo de algunos chichones. 

A partir de los 12-18 meses nuestros peques habrán hecho grandes avances y podemos estimularles jugando con ellos: 
  • Subir y bajar del sofá, entrar y salir de una caja de cartón, andar por diferentes superficies (tierra, gravilla,…), ponerle pequeños obstáculos en el suelo para ver cómo se las arregla (un hulahop, un cojín,…) y jugar al pilla-pilla, porque la emoción de correr para que mamá y papá no les pillen ¡no tiene precio! 


A partir de los 18 meses, con un poco menos de torpeza y un pelín más de equilibrio... 
  • Subir y bajar escaleras se puede convertir en una gran odisea, les encantará dar patadas a una pelota (hasta ahora suelen siempre cogerlas y pasarlas con las manos), arrastrar objetos o tirar de ellos mediante una cuerda, inventarnos un túnel (con un par de sillas y una tela encima) para pasar gateando o ya andando, o un puente con un par de taburetes y una madera. Jugar con ellos a que cojan pompas de jabón o construir una “gymkhana” también pueden ser una buena actividad para aprender disfrutando.
http://breakingmuscle.com/family-kids/improve-child-s-grades-exercise

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada