5.3.14

Del moisés a la cuna

Cuando eres madre primeriza, cualquier cambio se te hace un mundo, o al menos a mi me pasa... ¿Ahora le tengo que dar verduras? ¿hay que pasarle a la cuna? Porque todos estos cambios tienen una doble cara, por un lado de alegría, nuestro peque se va haciendo mayor, pero por el otro de incertidumbre, posible descontrol, que no se adapte... supongo que sabéis a que me refiero ;)



Uno de los cambios más significativos es cuando pasas al bebé de vuestra habitación a la suya ¿Cuándo hay que hacerlo? ¿Cómo? Pues bien creo que este paso, igual que, por ejemplo dejar de dar el pecho, se tienen que hacer cuando tú y tu peque estéis preparados para ello. 

No hay una edad perfecta para el cambio de moisés a cuna. Tampoco hay estudios que digan que por dormir más o menos tiempo con los papás son mejores o peores bebés. 

En definitiva, lo más importante es hacerlo cuando creamos que es el mejor momento para nosotros y nuestro peque.

Igualmente, antes de pretender que duerma por la noche en su habitación, hay que ir adaptándose a ella. Así que de manera gradual y progresiva podemos ir poniéndolo en las siestas diurnas. También durante el día, podemos jugar con él mientras esté en la cuna, pasearle por la habitación y enseñarle las cosas que tiene allí y jugar con ellas.

En comparación con el moisés, que es pequeñito y se sienten muy arropados, en la cuna les sobra espacio por todos lados. Esto es bueno porque tendrá más libertad de movimiento para desarrollar sus habilidades motrices pero veréis que al principio se duermen arrimados a los laterales, y es normal, está buscando seguridad.

Por eso es importante que le pongamos el mismo dou dou o el mismo peluche para dormir que tenía en el moisés. Así como también el mismo ritual, la misma música, lucecita,... lo que hicieramos antes ahora también. Y cuando os vayáis a dormir acariciarle la cabecita, se sentirá a gusto y dormirá mejor.

Muchos papás optan por hacer el cambio de moisés a cuna primero en su habitación, y luego ya trasladan la cuna a la habitación del bebé. Yo la verdad que lo hice muy gradual pero directamente en su habitación.

Ya os he comentado que no hay una edad óptima para cambiar de moisés a cuna, ni de habitación a habitación, porque depende de muchos factores, pero se suele hacer hacia los 4-6 meses, y esto si, que nunca coincida con otro cambio (dejar el pecho, empezar alimentación complementaria, los dientes,...). También hay que tener en cuenta que cuánto más mayor sea, si se espera al año por ejemplo, puede costar más, porque tendrá más hábitos aprendidos. 

Mi opción fue cambiarla hacia los 5 meses y medio, por cuestión de tamaño, porque habíamos reducido las tomas de pecho y porque creímos que era el mejor momento. Fueron un par de semanas de idas y venidas por el pasillo... lloros, tomas nocturnas, comprobaciones para ver si está tapadita, si duerme bien, si está cómoda... y claro que duerme bien y que está cómoda. :) De hecho creo que a partir de cierto momento si que puede ser beneficioso cambiarles. 

Hagáis lo que hagáis, hacerlo con convicción, no porque os dicen, os aconsejan, opinan, nadie más que vosotros conocéis mejor a vuestro peque y vuestra manera de hacer y pensar. 

Como siempre, nos encantará que compartáis con nosotras vuestras experiencias y vivencias entorno al cambio de moisés a cuna y dicho esto...

¡espero que hoy hayáis dormido bien y tengáis un feliz día!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada