16.6.15

Fenómenos paranormales de la maternidad




El post de hoy es de estos de lectura obligada para las mamás y sobretodo para las que acaban de serlo. Después de tener a mi primer bebé escribí un post sobre el posparto (¡porqué me pareció estar viviendo un momento surrealista del que nadie me había avisado!). Pues bien, ahora es nuestra colaboradora Sandra las que nos hace sus reflexiones (en clave de humor) sobre el posparto y los cambios que sufre nuestro cuerpo. Porque mamá, ¡TÚ no eres de otro mundo! ;)


El verano está a la vuelta de la esquina y toca desprendernos de las capas de ropa. Momento en el que gritamos: ¿Pero qué le pasa a mi cuerpo? 

Pero la cosa cambia, y muy mucho, si en los últimos meses has sido madre…¡¿WTF con mi body!? 

Con el paso del tiempo vamos sumando años y cargando embarazos a la espalda. Toda una aventura digna de contar pero que deja huella en nuestro cuerpo. Y es que hace unos días, cuando estaba leyendo el post "Tu cuerpo antes y después" de Laia Ferrer empezamos un debate entre las amigas que me llevó a cuestionar públicamente lo siguiente: 


¿Qué cambios ha sufrido vuestro cuerpo después de los embarazos? 

Vayamos por partes, que el tema tiene miga. De los pies a la cabeza….

“Me ha crecido el pie”

Parece un hecho paranormal pero lo puedo certificar. A mi me ha crecido casi un número. Al principio pensaba que las marcas habían estandarizo las tallas y por tanto un 38 pasaba a ser un 39. Pero no. Después de compartir esta intimidad descubrí que son varias las mamás que han aumentado el tamaño de sus pies tras los embarazos. Hecho que me reconforta ya que esto significa que no soy el único bicho raro en la faz de la tierra. Mis amigas Gaby y Laia también calzan mejor después del embarazo. 

Rápidamente me puse en contacto con Sara, una amiga ginecóloga, para que me ayudara a encontrar alguna explicación científica o relación causa-efecto. Oficialmente no existe ninguna, salvo que con los embarazos nuestros pies soportan más peso y quizás se aplanan y por tanto se alargan. Pero incluso Sara no quedó muy satisfecha con esta respuesta y prometió investigar. Os seguiré informando. 


“Tengo unos kilitos de más”

Este es un mal común. Todas nos quejamos de lo mismo. Todas salvo las modelos y celebrities que en menos de 1 mes están incluso mejor que antes del embarazo. ¡Estas si que son de otro mundo! Aquí vamos a tirar del refrán de las abuelas. No desesperes, las chicas normales, como tú y yo, cumplen esta regla: 9 meses de subida, 9 meses de bajada. Eso si, cuando se trata del segundo o siguientes embarazos la teoría cambia: 9 meses de subida, 9 AÑOS de bajada. Los dichosos 2-3 quilos no hay manera de soltarlos… ¿verdad?


“Estoy más blanca que la leche”

Si es que siempre se ha dicho que ¡Los niños te consumen!. Pero lo que si es cierto es que las primeras semanas te vuelves un poco vampiro. No diferencias entre día y noche. Y esto se refleja en nuestra piel. 


“Me siguen preguntando cuando me toca”

El vientre plano pasa de barriguita a dichoso michelín en cuestión de meses. El embarazo es la única etapa en la que una mujer está orgullosa de enseñar y marcar barriga. El resto de nuestras vidas recurrimos al ingenio o la braga-faja para disimularla. ¿Verdad? Amigas, la única solución está en el ejercicio y las cremas. El NADA no es un buen remedio. Aunque si que es cierto que con el paso del tiempo (por lo de ‘9 meses de bajada’) todo va volviendo a su sitio como por arte de magia.


“Mis pechos…“

Te pasas 1 año con unas tetas de escándalo. Compras una o dos tallas más de sujetadores, marcas canalillo…y cuando ya te has acostumbrado a verte rebosante… ¡Zasca! Se acaba la lactancia y toca decir ‘bye-bye melones, hola peras limoneras’. Porque reconócelo, tus “peras” ya no son lo que eran. Pero tengo mi teoría, existe una razón causa-efecto entre pechos y dedos que justifica el aumento de número de pie. Ahí va mi teoría… los pechos se deshinchan para hincharse el dedo gordo del pie, jajaja ¡Todo puede ser!


“Tengo mostacho”

Otro mal común…¡Malditas manchas! Pero la cuestión es ¿por qué se concentran en el labio superior? Pues porque quieren que todos los meses celebremos el #Movember…. ;-)


“Mi pelo es como una escoba con 4 pelos”

Si chicas. Durante el embarazo el pelo brilla como nunca y después de parir, no solo se acabó la chispa de la luminosidad sino que a partir de los 4 meses te cae el pelo hasta quedarte medio calva. Pero esto no es lo peor. Lo peor es cuando empieza a crecer y vas por la vida con una aureola de pelos cortitos y rebeldes.

¿Seguimos? 

La lista de hechos paranormales es infinita. El cuerpo cambia y mucho. Pero todas coincidimos en una cosa: 

¡Los hijos son lo mejor que nos ha pasado! 

Lo sé, es un topicazo pero es así. ¿Verdad mamis? Además con su llegada no solo cambia nuestro cuerpo sino nuestras prioridades. Preferimos jugar con ellos que ir al gym a machacarnos. Mi consejo es introducir el ejercicio en tus rutinas: ir a trabajar en bici, no coger un ascensor y jugar muuuucho con los peques. Además de comer sano. 


Y a partir de ahora nunca más sufriremos por la ‘Operación Bikini’, preferimos la ¡¡‘Operación Flotador’!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada